Las limpiadoras del teatro

WensusLa gala 2014, Noticias

Las limpiadoras del teatro estaban trabajando para que todo esté listo para el día de la gala. Celeste estaba encantada. Se había hecho un selfie y había colgado la foto en faceclick para compartirla con sus contactos. Pronto consiguió unos cuantos me gusta y comentarios que le animó todavía más la mañana.

Celeste: Estoy triunfando, ya tengo quince me gusta. 

01

Marta es una de las trabajadoras más eficaces y responsables de la empresa. Mientras limpiaba el polvo de los asientos cantaba las canciones de su novio cantante, Clingo. Estaba deseando que terminase su jornada laboral para reunirse junto a su hijo y su novio.

Marta: Cariño mío, eres la clack de mi corazón, la la laaa la la laaaaaa, amooooor mío, eres la clack más bonita…

02

Loli es la hija de la encargada de la limpieza, Chelo. Estaba quitando el polvo a la estatua que es la imagen de los PlaymOscar, creación de Doble Click, uno de los nominados.

Loli: Oye, pues tiene buen porte la figura. Tranquilo guapo, que te voy a dejar niquelado. 

03

Aunque todas sus compañeras trabajaban duro, Juliana descansaba tomándose un refresco. Había entrado a la empresa por enchufe y aunque era una pésima trabajadora, no la podían despedir.

Juliana: Vamos, terminad pronto que estoy harta de estar aquí sentada…me duele el trasero.

04

Chelo estaba hasta el moño de Juliana. Por más que le ordenaba trabajar, ella no le hacía caso. Muchas veces se había quejado a sus jefes, pero Juliana era intocable.

Chelo: Si te pagan por trabajar, ¿que te parece si lo haces? ¡Tenemos mucho trabajo!

Juliana: Chelito no te enfades que te salen más arrugas. Ya sabes que a mi me gusta vigilar. Yo controlo si os dejáis algo sucio.

Chelo: No te vayas a romper, guapa.  ¡Tendrás morro! 

Juliana: Cuanto más hables y protestes, más tarde nos iremos.

05

Chelo: ¡A mi no me mandes que te estiro de las coletas y te borro esa cara de listilla que tienes!

Juliana: ¿Ves? Otra vez perdiendo el tiempo…¡Que hay mucho trabajo todavía por hacer!

06

Rocío era una limpiadora ejemplar, aunque muy tímida y soñadora. Estaba disfrutando mucho limpiado el  piano en el escenario del teatro. Siempre había soñado con vestirse de gala y ser una estrella, aunque jamás se lo había dicho a nadie. Sabía que era demasiado tímida para subirse a un escenario…si no era para limpiar.

07

Se imaginó el teatro lleno de clicks que le aplaudían. Era una famosa actriz o mejor una reconocida cantante, aunque no sabía ni interpretar ni cantar. Dejó de limpiar y observó las cámaras de televisión apagadas e imaginó por un momento que la estaban viendo cientos de espectadores.

08

Se colocó en el centro del escenario mirando al frente. Quizás podría ser una famosa modelo, no se consideraba fea… pero  tampoco se le daba bien andar con paso firme sin perder el equilibrio. Pensó que podría ser una bailarina de renombre. 

09

Claudio: ¡Por los tacones de la Beckham!

Rocío se asustó cuando vio a Claudio subir al escenario. Estaba tan sumida en sus pensamientos que le había sobresaltado. Le daba miedo que fuese un directivo importante del teatro y la regañara por haber dejado de trabajar.

Rocío: Disculpe, ahora mismo vuelvo al trabajo…

Claudio: ¡No digas sandeces cariño! ¡Me has iluminado con tu belleza!

Rocío: ¿Disculpe?

Claudio: Lo he visto, tú vales para estar sobre un escenario. Tienes una presencia sorprendente, ¡podrías llegar muy lejos!

Rocío: ¿Yo? No…yo solo soy una limpiadora…no sé hacer nada.

10

Claudio: No me engañas, tú quieres ser una estrella. Lo puedo ver en tus ojos. Querida, esta es tu oportunidad. Ven, te haré una prueba.

Rocío: ¿Que tipo de prueba?

Claudio: Te pondrás uno de nuestros vestidos y bailarás cantando una canción. Estoy seguro que lo harás muy bien. Querida, serás una gran estrella.

11

No sabía cómo se había dejado engatusar, pero al final se encontró vestida con un precioso vestido largo y con una enorme boa.

Rocío: No sé si sabré hacerlo…

Claudio: ¡No lo dudes por un instante!

Se dejó llevar por la música y se puso a bailar y cantar. Se sorprendió a si misma con lo bien que se le daba. Sus compañeras sorprendidas subieron al escenario y bailaron junto a ella. Ahora ya no tenía duda alguna, ¡era una estrella!

12

 

14-215-216-217-218-219-220-121-1

Chelo: ¡¡Rocío!!

Rocío: Jorddiin on tu geaaaveeeeeen

Chelo: ¡¡Rocío!!

Rocío: Geaaaaaaaaven…uy, ¿que pasa?

Chelo: Eso digo yo, ¿que te pasa? ¡Estás pegando gritos y saltando como una loca por el escenario!

22

Rocío: Pero…¿dónde está Claudio?

Chelo: ¿Quién? Chica, estabas pegando unos berridos que resonaban en todo el teatro. Yo pensaba que te ibas a descalabrar con esos movimientos tan bruscos que dabas…

23

Todas sus compañeras la miraban sorprendidas. No era la primera vez que Rocío soñaba despierta pero nunca terminaban de acostumbrarse.

Juliana: Hacía tiempo que no me reía tanto, ¡pero que mal cantas! Parecía que estaban matando a un cochino.

Marta: ¡Juliana! Por favor, no seas cruel. ¿Estás bien, Rocío?

Rocío: Sí…creo.

Celeste: Sigamos trabajando, que todavía tenemos mucho por hacer.

Juliana: Eso, a trabajar.

24

25

Aunque se sentía avergonzada su sueño le había entusiasmado. Quizás para los demás no era una gran estrella, pero en su mundo interior podía ser quién quisiera ser y quién sabe, puede que algún día sus sueños se hagan realidad.

26